12 abril 2005

¿Cuánto vales?

Resulta que las compañías tienen controlados todos sus números (o eso creen), pero se da la paradoja que no tienen nada controlado su mayor activo: sus empleados.

El proceso de reclutamiento consiste en que el CV llega a la empresa, la empresa lo valora, y si le resulta atractivo, entrevista al empleado para contrastar los datos y requerir más información. Si todo va bien, la empresa le contrata, y guarda su CV en un cajón. Ahí se queda la información, en un fichero perdida sin actualizar.

Tu carrera sigue adelante, pero tu anticuado CV en papel no tiene ya ningún valor. La empresa no se molesta en saber cómo vas evolucionando, a qué te estás dedicando, qué has aprendido, qué te gustaría hacer...En definitiva, lo que sabe de tí es que eres el empleado 24165.

Luego llegan los autodespidos de empleados válidos, que no ven reconocimiento en su empresa y deciden irse, o bien expedientes de regulación de empleo sin valorar a quién se despide, ni quién se queda...(y los que toman estas decisiones siguen en la cadena de mandos, por supuesto)

El empleado realmente no vale nada para la empresa, simplemente es un gasto más cada mes, un borrego más del rebaño...

Esta situación lleva al empleado a la desmotivación laboral, a la pérdida de interés, a la vaguería, al arte del escaqueo, al aburrimiento, a ponerse a escribir un blog en sus horas de trabajo...

8 comentarios:

LUIS AMÉZAGA dijo...

En una "gran" empresa, hay unos pocos puestos blindados a fichajes externos (a los que se hace seguimiento especial y se cuida su preparación), y el resto somos permanentemente prescindibles e intercambiables.

Lo de escribir blogs en horas de trabajo, y hacerlo bien, es un añadido profesional para futuros CV.

lukre dijo...

ceci pues normal, como siempre. Creo que en algun post mio anterior habla de eso, de la falsa de etica hacia el empleado de las empresas.
Dicen que los empleados son el valor de una empresa, o eso lo decian hace años cuando yo empeze a trabajar, ahora con tal de pagar menos no importa nada mas
Un empresario amigo me dijo un dia cuando le comente, como le vas a pagar a un aparejaro 150 mil pelas al mes, bueno ,,, me podre aprovechar una temporada no?
nunca olvidare su comentario se me retorcio el estomago.
pd: te deje un boton de divagues en mi blog...como te comente, a ver que te parece.,
saludillos

Labot dijo...

ceci,
perdón por meterme en esta conversación.
error, error, error "de principios"
Los empleados no son el mejor activo de una empresa (ni el peor), no es un activo. punto.
Los grandes directivos dicen "lo mejor de esta empresa es su gente". Mentira.

Yo no soy un activo de mi empresa. Ni yo quiero serlo, ni la empresa puede contabilizarme. Porque resulta que tengo 2 patitas (es una metáfora, si no las tuviera el caso sería el mismo), y mañana decido no venir a currar y no vengo, llamo por teléfono, les doy un corte de mangas y "a restar activos".
De igual manera, mañana la empresa se entera (que ya lo han hecho) que un ingeniero chino hace el mismo trabajo que nosotros, cobra menos y no escribe blogs (de momento) y dejas de ser "tan valorado" y "tan querido" y "todo esto no habría sido posible sin vosotros" pasando a "hemos invertido en un país con futuro", "China nos ha sorprendido por la alta cualificación de sus trabajadores", "nos gusta ayudar al tercer mundo en su desarrollo", etc. etc.

señores, señoras, jovencitos, jovencitas, ceci, mientras tu jefa se crea que tu curro vale algo aprieta todo lo que puedas y corre para alcanzar el bienestar económico que garantice tu jubilación (a los 40 mejor que a los 65) antes de que te den la patada; cambia de curro si puedes ganar más y trabajar menos y, por supuesto (¿alguien lo duda?) desconfía de quien te diga que ESTA empresa (la que sea) es algo especial (una familia, un proyecto único, una carrera profesional, un grupo de personas excepcionales ....)

JA, JA, JA,

laceci dijo...

Labot, gracias por entrometerte!
ESTA empresa ya no me va a poder decepcionar más. Me he unido a su juego de hipocresía y lo han valorado incluso dándome un premio por decirles qué hacen mal y cómo podrían mejorarlo.
Yo ya sé lo que valgo, no necesito palmaditas en la espalda y menos aún si vienen de gente necia y sin talento alguno.
Tampoco necesito más poder, sólo quiero ganar más pasta para hacer mi vida más cómoda. Mientras esta vaca me siga dando leche, la seguiré ordeñando, cuando no sea así, me dedicaré a la madera.

Ireneu dijo...

Ceci, para la empresa un empleado es una máquina de producción, simplemente. Te contratan para una función, y en tanto que saques esa faena, ya le está bien. Pedir humanidad a una empresa es inútil. Si compran un ordenador para hacer presupuestos, el hecho de que sea capaz de hacer imágenes tridimensionales le importa un rábano. Un empleado para la empresa es una máquina de alquiler que come y se pone malo algunas veces. Y ya está.

celemin dijo...

Cuando una empresa despide a gente que lleva 15 años trabajando y además lo hace intentando negarle la indemnización que le corresponde. ¿Qué puede esperar de sus empleados?

Permíteme que no responda.....
o si...

Que chateen, mantengan blogs, se matriculen en la uned....(que no es mi caso, que conste)

laceci dijo...

Permitidme copipastear este cuento:

Había una vez una Hormiguita y una Cigarra que eran muy amigas..

Durante todo el otoño la Hormiguita trabajó sin parar, almacenando comida para el invierno.. No aprovechó el sol, la brisa suave del fin de tarde, ni de la charla con amigos tomando una cervecita después de un día de labor.

Mientras, la Cigarra solo andaba cantando con los amigos en los
bares de la ciudad, no desperdició ni un minuto siquiera, cantó durante todo el otoño, bailó, aprovechó el sol, disfrutó muchísimo sin preocuparse con el mal tiempo que estaba por venir.

Pasados unos días empezó el frío, la Hormiguita, exhausta de tanto trabajar se metió en su pobre guarida repleta hasta el techo de comida.

Pero, alguien la llamo por su nombre desde afuera y cuando abrió la puerta tuvo una sorpresa cuando vió a su amiga Cigarra dentro de un Ferrari y con un valioso abrigo de pieles La Cigarra le dice:

-Hola amiga! Voy a pasar el invierno en Paris ¿Podrías cuidar de mi casita?

La Hormiguita respondió:

-Pero claro! Sin problemas. Pero ¿Que ocurrió? ¿Donde conseguiste el dinero para ir a Paris, comprar este Ferrari, Y ese abrigo tan bonito y caro?

Y la Cigarra respondió :

-Imagínate que yo estaba cantando en un bar la semana pasada y a un
productor le gustó mi voz.. Firmé un contrato para hacer shows en Paris.
A propósito, ¿necesitas algo de allá?

Si, dijo la Hormiguita. Si te encuentras con La Fontaine (autor de la fábula original) MÁNDALO DE MI PARTE A LA PUTA MIERDA!!!


Moraleja:

Aproveche la vida, dosifique el trabajo y la diversión, pues trabajar demasiado solo trae beneficios en las fábulas de La Fontaine.
Trabaje, pero disfrute de la vida, ella es única. Si no encuentra
su media naranja, no se desanime, busque un medio limón, póngale azúcar, aguardiente y hielo y sea feliz!!!


Y recuerde: Vivir solo para trabajar hace muy bien..... al
patrimonio del Patrón!!!

lukre dijo...

ceci
tu cuento... plas plas...