21 agosto 2006

Guardias sin galones

El post de Algernon me ha recordado mis eternas rencillas con los guardias jurados o chaquetillas rojas de algunos centros comerciales. No sé cómo me apaño, pero siempre llevo algo encima que no les mola:

El casco de la moto: No tengo por costumbre dejar mi casco por ahí tirado, ni en una taquilla transparente para que me lo roben. La excusa para no dejarme entrar con el casco es porque dicen que la gente lo usa para robar, ya que al meter algo dentro del casco y salir, no salta la alarma... Lo cierto es que no he probado a robar así, pero apuesto que pita igual... menuda chorrada.

El bolso mochila: Pretenden que deje mi bolso con mis pertenencias: mi cartera, mi móvil, mi PDA, mi MP3, las llaves de casa... en una de sus taquillas de las cuales todo el mundo tiene llave. No hay ningçun problema, les exijo que me firmen un papel como que se hacen responsable de los posibles robos o desperfectos que puedan causarme y santas pascuas... Lógicamente no lo hacen, prefieren dejarte pasar con lo que sea.

Bolsas con compras de otro establecimiento: Insisten en que deje en las taquillas (esas que se abren soplando) mis adquisiciones recien compradas y que se acompañan de su correspondiente tiquet de compra. Pues bien, no pueden obligarte, no sólo eso si no que ni siquiera te pueden obligar a enseñárselas a la salida, sólo pueden invitarte cordialmente a hacerlo. Si te niegas y sospechan de ti, pueden retenerte y llamar a la policia. Eso sí, como no hayas robado nada, se les cae el pelo (por detención ilegal) y encima les denuncias. Respecto a sellar las bolsas cuando entras a un supermercado, tampoco pueden obligarte a hacerlo, pide que te pongan una pegatina de esas absurdas que tienen...

Un guardia de seguridad, no tiene absolutamente ninguna autoridad para exigirte cumplir "normas del establecimiento" que sean anticonstitucionales o discriminatorias.

En todo caso hay un truco que nunca falla: como las taquillas van con monedas y tú no llevas pasta encima.... pide que te cobren los 50 céntimos que necesitas, de la tarjeta de crédito...no lo harán porque les jodes la comisión... O pide que te hagan un papel garantizándote el valor de lo que dejas, y ya verás como no hay problema en que lo entres contigo...

9 comentarios:

Algernon dijo...

Olé tus ovarios! :DDD

Carol dijo...

Joder, Ceci, un dia te muerdes la lengua y te envenenas XDDD

Anda acompañame a negociar mi sueldo, que mis miradas pesadas ya no les impresionan... te suelto y ataka, ataka!!

laceci dijo...

Eso les dice mi chorvo: "que os echo el rottweiler!!" (refiriéndose a mi, claro...) será cabrón!!

:-P

EroSan dijo...

Que hermoso ver que aun hay quien no se deja intimidar.

Saludos!

ARTURO dijo...

esa ceci esa cei ehhhhhhh

Afrodita dijo...

Nunca había pensado q fuera tan fácil abrir una taquilla de esas... Creo q no voy a volver a dejar nada en taquillas!!!
Besotes

Su dijo...

Lo de que te firmen un justificante me lo guardo, que anda que no me jode que me hagan dejarme el bolso... Blog más didáctico tienes, reina mora.

Fernando* dijo...

Que cosas. Nunca me han hecho dejar el bolso. Ni me han registrado, ni me ha pitado nada a la salida. Si es que tengo una cara de inocente que no valgo la pena. Pero recordaré lo del papel firmado, por si acaso.

ENTROPIA dijo...

Parece ser un problema habitual… yo en lo personal ya estoy un poco acostumbrado a ese clima paranoide que me embarga al entrara a un supermercado… son tantos los guardias que se pasean por los pasillos que me llego a convencer que algo malo tengo que estar pensando en hacer, si tanto me vigilan… me convenzo de una maldad que no es mía… es ridículo… pero en ocasiones me siento culpable y me preocupa… Con respecto a dejar las pertenencias en custodia, nunca me ha pasado nada malo con eso… pero recuerdo que en una ocasión me tocó presenciar un grave y dramático error… en la custodia se dejaban las pertenencias y te entregaban un número para luego retirarlas a la salida… el asunto es que hay un problema con ello… el número 6 y el número 9… diferentes, pero en 180 grados son lo mismo… el asunto es que un día pasé al super y una mujer estaba reclamando que se habían equivocado de número…. Le habían entregado una cámara y su cartera a una persona que tenía el seis, siendo que en realidad tenía el nueve… a la pobre dueña del número seis y propietaria de los costosos artículos sólo se quedó con una bolsa con tres panes entre sus manos y unas cuantas lágrimas en su rostro…
Saludos del Kiltro… pasó y posteó…