01 diciembre 2005

Declaración de principios

Me da igual que alguien descubra quién soy "en orden inverso", es decir que me conozca previamente y luego descubra que tengo uno (o varios) blogs.

En mi entorno personal, me la trae al fresco, porque realmente mis ideas, la cara que muestro aquí, es la que tengo: mi carácter, mi forma de ver las cosas, mi filosofía de la vida, es así, no engaño a nadie, a quien no le guste, ya sabe: carretera y manta. El personaje a veces es más descarado que la persona, pero la realidad no se aleja demasiado.

En mi entorno profesional pasa lo mismo, también soy así. Mis opiniones sobre la gestión, el poder, el mamoneo empresarial, es la que digo aquí y cuando me preguntan (y cuando no) lo digo tal cual lo pienso.

Quizá esto me perjudica algunas veces, porque me autonomino portavoz de la opinión pública, defendiendo mis intereses (que muchas veces coinciden con el interés común). Me perjudica por ser quien hace "saltar la liebre" casi siempre y afortunadamente en ocasiones sale gente respaldando (o suavizando) mis declaraciones.

Me puede la injusticia, y no hablo del término "injusticia social", si no la que se ejerce contra mí, quiero que se me mida y valore con los mismos parámetros que al resto, no hay personas superiores por naturaleza, todos nacemos en pelotas. No me gusta que ese gran poder -el dinero- gobierne mi vida y sobre todo que me gobiernen unos porque han comprado el poder.

Quizá tanto odio, resquemor y rebeldía viene por mi procedencia de familia humilde, de curritos sin galones, ni dinero ni nada más que ellos mismos, con talento pero machacados por el poder de los que han heredado galones sin merecerlo y sudando para conseguir lo que tienen.

Quizá parezca negativo ser alguien así, pero la experiencia me ha demostrado lo contrario. Hay gente que no conoce la visión del "despoder" y lo mira todo desde sus gafas del dinero.Yo conozco los dos mundos: he ido a fiestas privadas en casas donde te abre la puerta un mayordomo de pajarita y también he tenido que orinar en un pajar a falta de baño en casa de mi abuela.

En la vida como en los negocios es importante conocer, aceptar y tolerar los mundos que van más allá del nuestro, esto nos enriquece como personas y como profesionales.

13 comentarios:

celemin dijo...

Bonita declaración.

Lalola dijo...

Desde que te leo siempre me ha parecido que tienes un puntito "mú heavy", pero me pareces una persona muy auténtica, fiel a sus principios y tolerante con las opiniones de los demás y eso en los tiempos que corren es lo más de lo más.......aunque estamos de suerte y me da en la nariz que hay más de una de tu "club" por estos lares. :D

Click dijo...

Poco se puede añadir. Creo que somos muchos los que conocemos mas de un mundo, solo que luego has de posicionarte y decantarte por cual te gusta mas, pero sin olvidar que existen otros mundos y saber de donde vienes, a donde vas y como hsa conseguido lo que tienes.

Click - lo has bordao

quedaAlgunoLibre? dijo...

Eso es, reivindica!!!!

Besote

ElPeligroso dijo...

Coño! No sabía que nos pareciésemos tanto. En casa de mis abuelos, ahora de mis tíos, comenzó a haber electricidad (sí, lees bien, electricidad) cuando yo tenía unos 5 años, y teléfono ni te cuento, mucho más tarde. El "baño", fuera claro. Ser de familia "humilde", como dicen algunos, te permite ver las cosas con mucha más claridad y valorar lo que tienes, cuando lo tienes, especialmente si nadie te lo ha "regalado" sino que has tenido que ganártelo.

monocamy dijo...

¿Poder? ¿dinero? ¿enriquecimiento profesional? ¿restauración de la justicia?

juajuajuajuajuajuajua

Qué terráqueos sois... Os preocupan cosas que no tienen la más mínima importancia.

Ponte este objetivo en tu vida: reír. Y que todo lo que hagas esté orientado, en esencia, a reír. OLVIDA lo demás. Verás qué cambio...

;)

(lo sé... hay que tener muchos cojones para tomar una decisión así. Suerte).

subVersion dijo...

Bonito dilema, callar y acumular frustración para ser politicamente correcto o no hacerlo y exponerte a las iras vengativas del poder. Al final la decisión viene por lo que te jueges, si es nada o muy poco te puedes permitir el lujo de la rebeldia.

Telémaco dijo...

Lo que no se te puede negar es que eres auténtica y con carisma.
Enhorabuena.

scape95 dijo...

Una declaración "políticamente incorrecta", pero... "socialmente necesaria". Estupendo post.

Juan Leal dijo...

Sinceridad. Una sola palabra puede resumir la bronca por el mundo que te rodea lleno de trepas y de pelotilleros cuya única meta es ganar más dinero. Es lo que hay.

criztina dijo...

Desde luego alguna patada en la espinilla te has ganao por "tu declaración de principios" :-)

espero no perderme ninguna. Dsifruto como una enana viendote ejercer tu derecho. :-).Se que no lo perderás nunca.

Chin dijo...

Me quiero "casar" contigo :)))
Además como me moriré veinte años antes te quedará una pensión decente y todavía estarás polvable:)

santinobrain dijo...

Que estaba yo pensando que nos parecemos mucho. Si, como ahora, falto alguna temporada ¿Te harías cargo de mi blog?