19 mayo 2005

Fe de erratas en jornadas familiares

Ayer me vi afectada por el síndrome del amantísimo progenitor que criticaba hace unos días.Ayer, durante una conversación con mi amiga Gema y madre de la criatura embaucadora en cuestión, me sorprendí a mí misma desconectando de la charla con ella para hacerle carantoñas al Javito...Como la mami había leido mi crítica del otro día...me invitó a comentarlo aquí...
Vaaaaaaaaaaaaaaleeeeeee, acepto mi errooooor...cualquiera podemos vernos hipnotizados por lo preciosos que son los bebés y desconectar de los demás por mucho aprecio que les tengamos....
Lección aprendida.

1 comentario:

LUIS AMÉZAGA dijo...

Es que lo absorben todo esos mocosos. Dan vida a cualquier foto.