03 marzo 2005

Odisea 2023

Año 2023:

Todos llevamos un biodispositivo integrado en nuestro cuerpo, que nos implantan en el momento de nuestro nacimiento.

Por la mañana:
Al salir de casa, el sistema de alarma detecta que no queda nadie más en nuestro domicilio, y conecta automáticamente la alarma. Coges el coche para ir a trabajar, nuestro sistema de navegación reconoce quién eres, y por supuesto sabe dónde vas, comprueba el estado del tráfico hacia el destino que te interesa, y te propone la mejor ruta que puedes tomar.

Llegada al trabajo:
Llegas al trabajo, el parking te reconoce y automáticamente te abre la puerta. Entras al edificio, el sistema de control detecta tu llegada y ficha por tí.
Te sientas delante de tu equipo, este te muestra tus tareas para hoy y tu correo electrónico.

Hora de comer:
Tu dispositivo te manda un correo electrónico informándote de tu estado biológico, tu nivel de azucar, tu colesterol...Te avisa de que deberías ir a comer y te propone el menú más apropiado para tu organismo en ese momento.
Vas al comedor: La pantalla te presenta los posibles menúes según tus preferencias y la propuesta más apropiada. Eliges la opción deseada, y en cuando te llevas tu bandeja, el sistema manda la opción de pago hacia tu nómina.

Terminas de comer, y de nuevo tu PC muestra las tareas recomendadas para la tarde, según el estado anímico que te ha detectado. Llega la hora de marcharse a casa, el equipo te avisa, y sales del edificio.

Vuelta a casa:
De nuevo el vehículo te muestra las posibles rutas según la actividad que hayas elegido/planeado (Está sincronizado con tu agenda), por lo tanto sabe si vas al cine, a una reunión o a casa.

Llegada a casa:

El garaje te reconoce y se abre automáticamente. Al llegar a tu puerta, detecta quién eres y te muestra la lista de personas que ya han llegado a casa, así como los eventos producidos durante la jornada: 3 personas llamaron al timbre, te muestra su imagen: 1 cartero y dos comerciales. Uno de ellos dejó un mensaje de voz para que lo contactes.

Ver la tele:

La televisión muestra las emisiones disponibles en el momento según las preferencias de las personas que la están viendo en ese momento. Así mismo muestra las grabaciones acumuladas según el mismo criterio. Cuando llevas 2 horas viendo la tele, tu biodispositivo detecta fatiga ocular y un mensaje televisado te recomienda que te vayas a descansar.

A la cama:

Tu despertador, sincronizado con la agenda, sabe que al día siguiente tienes un vuelo a las 6 de la mañana, por lo tanto se ajusta para que puedas llegar a tu cita a tiempo.

BUENAS NOCHES