05 marzo 2007

Cariño, por si lees esto desde allí

Hice las pechugas como me dijiste, con espinacas. No he encontrado la salsa de soja, ni la sal, pero le eché trozos de dátiles. Y salió esto:



He llamado a mi receta: Ensalada templada de pechuga con cosas.

Vuelve!! Vuelve a casa!! :-P



Arzak y Adriá, temblad malditos!! :-P

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Joder, con lo grannnnde que es internet y tengo que topar con el blog de otra tipa que cree que su vida anodina interesa a alguien aparte de su gato. !Limpiemos la red de intrascendencias!

laceci dijo...

Joder, con lo grannnnde que es internet y tengo que topar con el comentario de otro troll incapaz de dejar un comentario con su firma ¡Limpiemos la red de cobardes!

Anónimo dijo...

Joder, con lo grannnnde que es internet... eeee... ummmm... no, a ver...

Que... entras al trapo como un victorino una vez más. Embistes bien, con bravura. ¿Me dedicas otro post, gordi?

KraSoL dijo...

Llegó el barrendero, Ceci. Pero si te soy sincero: YO ÉSO NO ME LO COMO.

Pd. a tu costillo-cocinero: De verdad -¡vuelveeeeeee!-, que la Ceci está comiendo cosas muuuuu raras. :o)

SoS.-

Mpc dijo...

El tenedor es poco glamuroso. El plato de Ikea sí está bien.

Anónimo dijo...

La hostia de interesante, gordi. Aparte de contar tu vida que a nadie interesa... ¿cuándo nos dedicarás un nuevo post?

Antonio Valle dijo...

Ceci,. estoy con KraSol... no tiene buena pinta, aunque te lo pongan para comer con palillos y musica exotica.

Curioso lo de los trolls.. por que siempre son anonimos?

KraSoL dijo...

Para el usuario anónimo, sólo una cosita, majete: Si no te interesa, con no entrar y eliminarlo de "tus favoritos" es suficiente.

Sin acritud, majete. Y sonríe, que la vida tiene otras cosas más interesantes que venir a "dar por astro sol - llamado ano - en casa ajena".

Pd.: ¿Habrá entendido realmente lo que he querido decir? Nusé yoooooooooo

Zuviëh dijo...

JAJAJAJAJAJAJAJA.

Madre mía, yo lo primero que hice fue aprender a cocinar para no depender de nadie. :D

Zuviëh dijo...

Truco para la pechuga: coges puré de patata y la enpatateas (como si fuera harina) y lo haces a la plancha, queda muy jugosa. :P

La tonta de la Clase dijo...

Yo creo que er problema es der flash que da un toqke to jediondo a los platos .
Seguro que está riquísimo :-D

LUIS AMÉZAGA dijo...

Vuelve...pero ya comido, cariño, por tu bien.

Lu dijo...

hoy me llamaron de la editorial de Adria para ofrecerme unos libros exclusivos de él, me parti de risa y le digo.. pos yo no cocino,, paso
le debe haber dado gracias porque no insistio..
ceci un filetito con ensalada te hago, vente a casa a comer, que eso no se yo...

Chiringui dijo...

Ceci, si le haces comerse eso a tu novio-marido-loquesea, te auguro soltería pronto, aunque tengas mas pasta que Paris Hilton y seas una diosa del sexo.

Por dios, tira eso y hazle unos huevos con patatas al chaval.

Interruptor dijo...

Viendo esa foto, seguro que vuelve dispuesto a comer pechugas…

Me refiero a la foto pequeña de la derecha, no a la del post xDDDDDDD

Interruptor dijo...

Una reflexión sobre los elementos anónimos como el de ahí arriba.

¿Nunca os habéis preguntado el porqué?

Es curioso, pero esos a los que no les gusta un blog o un foro y entran a dejar sus cagadas, lo que consiguen es aumentar el número de visitas y comentarios del sitio de manera que le ayudan a subir en todos los ranking de visitas y comentarios, colaborando en que ese tipo de sitios, que supuestamente ellos desprecian, sean más valorados. De esa manera, quienes quieran tener un sitio muy visitado o quienes busquen visitas para que se vea su publicidad, harán proliferar páginas de esas mismas características.

Por algún curioso y enfermo proceso mental “riegan y abonan” lo que odian. Yo, sinceramente, los enviaría a un psicólogo porque es seguro que resultan muy interesantes para su estudio.

Yo he entrado más de una vez en lugares de la red que me parecen pésimos y he tenido dos tipos de reacciones; una es irme por donde he llegado y no regresar más y otra es comentar, siempre con firma, rebatiendo lo que dice el editor del lugar o haciéndole ver educadamente que lo que escribe es incorrecto. En varias ocasiones he mantenido discusiones con los editores tratándoles de hacer ver sus errores con la sana intención de que mejoren su pagina, y así hasta que me he despedido para no volver más. Lo que no se me ocurriría nunca es soltar cuatro cagadas y dos vomitonas y continuar entrando en un sitio que me produce ardores. No soy tonto de remate. Pero claro, de todo tiene que haber.

Cariñín, no respondas, mujer, que aún se creerá gracioso el pobre retrasadín.