23 junio 2006

Compañeros y compañeras

Me mola el estilo sindicalista del saludo buenrollero acompañado del discurso "somos vuestros salvadores" y empezar diciendo: Los malos malotes de la dirección no nos han contado nada, así que no nos preguntéis sobre cosas que no sabemos...

En resumen, hasta septiembre echan del gran hermano a 100 personas, tras septiembre nos vamos al limbo empresarial y en enero llegamos al paraíso terrenal (los que lleguen), situado geográficamente en alguna parte de la península ibérica, que aún no se sabe donde nos va a tocar ser el hermano pobre de la familia, vamos los cenicientos...

Mi sueldo variable pasará a ser invisible (por supuesto no aparece en ningún contrato legal, ya que es un regalo de la empresa a los que están comprometidos con ella como yo, pffff), perderé la subida y revisión anual de sueldo así como todas las desventajas que tengo actualmente.

En el mejor de los casos, en enero sigo teniendo trabajo, cobrando lo mismo que ahora menos un 15% y haciendo no-se-qué en no-sé-dónde. En el peor de los casos, me tiran este verano, me pagan mi pasta con la que liquidaré parte de la hipoteca y me abre oportunidades de cambiar de sector...

Ya veremos lo que pasa, lo cierto es que no puedo influir demasiado, a pesar de que se empeñen en lanzarme delante de los perros, esta vez paso de hacer de liebre. No me juego tanto.

PS: Me da la impresión que uno se hace representante sindical llevado por la ilusión y las ganas de ayudar y se acaba contaminando por el pensamiento (lógico): "mi culo está a salvo, que se jodan"... intentando mantener la máscara del "daría mi vida por tí!"

9 comentarios:

Antonio Valle dijo...

Yo soy de la opinion de que cuando las cosas se ponen asi de tontas, lo mejor es no perder el tiempo en un trabajo que no te aporta nada ni humanamente ni profesionalmente. Asi que haz tu mes de vacaciones, limpia tu mente de todo, buscate otro curro y mandalos a tomar viento.

No vale la pena pasarte un año esperando la indemnizacion... eso quema demasiado.

Antonio

bolo dijo...

Te comprendo perfectamente estoy en una situación parecida pero bueno eso es otro tema, quería decirte que los representantes sindicales por lo menos en nuestro caso están para eso "jodeos que nosotros estamos a salvo..."

Un saludo y ánimo

LuCeMoi dijo...

chica busca ya otra cosa joder...
un beso

monocamy dijo...

Ya te tocará encontrar la suerte que mereces. No desfallezcas, bollito.

quedaAlgunoLibre? dijo...

compañera, supongo que ni soy el primero en decirtelo y q tu ya lo intuyes.... Estais jodidos.... :-(

Beoste

Merlin dijo...

Mi primer roce con un sindicato fue cuando hice las prácticas de Mantenimiento; por aquel entonces en la fábrica había un problema de producción tremendo y a mi compañero y a mí nos salpicó de manera que tuvimos estar una hora más diaria .... nos lo agradecieron "robándonos" 30000 pelas que la empresa nos dió en concepto de horas. Su excusa fue: gastos de formación. ¡Cágate!

Fue una buena experiencia para aprender como se maneja esta gente, y aunque a día de hoy estoy sindicado no muevo ni un dedo por ellos, mejor aún, les doy todo el trabajo que puedo y pagando cuota de parado XDDDDDDDDDDDD

Es que la política de MI empresa es: si me robas, te robo.

gemmita dijo...

Nena..si vieras y oyeras lo k yo estos días...aparte de hacerte cruces darías las gracias por estar donde estás!jajaja

Gemmita. Desde los mundos de Yupi

SantiNoBrain dijo...

Seamos pragmáticos.
Te interesa irte, corrijo, te interesa que te echen.
- Para cobrar el finiquito.
- Para cambiar de trabajo.
- Para tener un tiempo sabático...
Si supieras que acabo de ver que traspasan un albergue en Huesca...

criztina dijo...

Nos hacemos representantes de los sindicatos????
jejejejeje

COMPAÑEROS!!!!
pues no, no me parece mala idea...la pena es que "el poder" haría que nos pasáramos al "lado oscuro" :-(