24 enero 2006

Insomnio, tristezas y caretas

Parece ser que sincronizo mis insomnios con R. Cada día vamos al curro y comentamos a qué hora nos hemos desvelado y casi siempre coincidimos. Esta noche hemos quedado en desvelarnos a la misma hora y establecer una conexión astral en la que mañana en la oficina él tendrá que responder a la pregunta que le he haré esta noche.

Sí, es una paja mental, pero nos lo pasaremos bien mañana cuando le haga la pregunta y me conteste lo primero que se le ocurra. Imagínate que me contesta la respuesta correcta!!

En fin, que el que no se entretiene es porque no quiere.

Hoy el asturiano-catalán me ha dicho que me veía más triste. Mi jefe también me lo ha dicho.

Debe ser por los ojos hinchados del constipao o por los cojones hinchaos de lo harta que estoy de tanta falsedad: Después de cruzarme por la empresa mil millones de veces con D, hoy se me acerca super-simpático-buen-rollo-que-te-pasas y me pregunta por el costillo y por mi vida, que hace tiempo que no sabe de nosotros, para a continuación preguntarme si le podía dar acceso a cierta sala reservada. A esto lo llamo yo "por el interés te quiero andrés"...viva la amistad...aún no sé cómo se me ocurre pensar y creer aún en la amistad verdadera.

Lo peor es cuando me encuentro con algún colega de cuyo nombre no quiero acordarme y que ha llegado a algún cargo majo. Me saluda, me da dos besos, me pregunta qué tal y a continuación me pregunta cómo evolucionan las líneas de negocio que llevo en tal cliente... ¿¡Cómo!?...qué me estás contando??? llevas 4 meses sin verme y me preguntas por los negocios...!!

Puedo entender lo de que el "lado oscuro" del poder lleve irremediablemente a necesitar una careta, pero macho! distingue cuándo te la tienes que poner y cuándo puedes hablar con tu propia cara, que se te ve la gomita por el lateral y eso no me gusta nada.

Ya no sabes al final quiénes son aliados o enemigos ni en quién puedes confiar o no.

Por el momento me dejo llevar por el parámetro subjetivo de la transparencia de las personas, pero hasta en esto me han engañado algunas veces. No sé... quizá con todo lo lista que me creo, soy una pardilla/ingenua de cojones.

Bah!

15 comentarios:

chisco dijo...

No sé si será así, pero supongo que en la mayoría de los casos ese tipo de actitudes que describes se ven venir. En mi círculo, los que ahora son trepas, ya lo eran en la universidad. Bien es cierto que con los años, mejoran su técnica (y su careta), y que a veces consiguen engañarte.
Pero huelen mal, y eso no hay forma de disimularlo.
Ánimo.

chisco dijo...

... lo que más duele es que son "mi círculo".

criztina dijo...

ya sabes que hay que diferenciar a "los compañeros de trabajo" y "los amigos que eres capaz de hacer en el trabajo".
De lo segundo hay poco, y no todo el mundo está dispuesto a serlo, a pesar de pasar tantas horas en el curro.
Sabes quien te conviene y en quien puedes confiar, así que no te sorprendas de "los trepas" que sólo se acuerdan de uno cuando le interesa.

Anímate, wapa....

pd. Yo hoy te ví preciosa, a pesar de ese catarrazo ;-)

Angel Serrano dijo...

Por lo menos se han interesado por ti primero.

Me alegra verte de nuevo : por cierto que tal el trabajo que tenias que hacerme es que me urge.

La verdad es que me parto.

Lo mejor la idea tuya de hacerte un sexshop ya verás la cara que pondría cuando entre y te vea.

mazamarroque dijo...

Lo realmente interesante siempre suele estar fuera del trabajo (aunque a veces cohabite dentro ;P)

Nieves dijo...

Yo amigos del trabajo o en el trabajo solo tengo una,el resto son "conocidos"
La gente que se pasa al lado oscuro son lo peor por que son de que antes han puesto fino al personal por ese mismo motivo.
Me voy a por mi descafeinado mañanero,sola mejor que mal acompañada..ademas asi no me toca invitar a nadie por compromiso,llamame seta..


PASA BUEN DIA..SONRIE!

Santinobrain. dijo...

A ver, que lo entienda. Te han pedido acceso a la sala reservada y se les ve la gomilla por el lateral.
¡Esos quieren rollo contigo!

Fizban dijo...

Supongo que el hablar del trabajo es como hablar del tiempo. Cuando no se sabe qué decir... viene bien sacar un tema que se tenga en común.

Lo que sí es descarado es interesarse por ti y luego pedirte un favor.

Susana dijo...

En mi anterior mierda de trabajo, había un montón de asquerosas trepas que te vendían por nada. ME preguntaba asombrada a qué cojones querían aspirar, y daba gracias a dios por no tener un trabajo digno y decente... porque si se mataban por reponer estanterías no quiero ni pensar qué harían en una oficina o en una empresa de otro calibre...

Beso!

O.k.,o.k.! dijo...

Yo he hecho alguna amistad en el trabajo, pero muy pocas. Curiosamente, las dos amigas que hice en los cuatro años de cierta empresa fueron las dos diseñadoras que pasaron por ahí (y que no necesitaban el rollito trepa oficinero), y a las dos las había "olido" como buenas candidatas ya en la fase currículum - entrevistas (una entró gracias a un empujoncito mío al director, la otra estuvo a punto de no venir a la entrevista tras llegar tarde dos veces, pero le di una bronca por teléfono y dijo que vendría aunque fuera para conocerme y tomarse un café conmigo por los cojones que tuve)

En la empresa actual, sólo hay gente con la que me llevo mejor que con otra, pero nadie en mi sintonía.

Hedone dijo...

Yo tengo una suerte a medias con esto del curro. Como en informática siempre ha habido y hay mucha oferta de empleo, la solución a un jefe hijodelagranputísima o un equipo de compañeros cabrones, es ponerse a buscar curro y cambiar de empresa, un proceso que suele durar como mucho entre 15 días y 1 mes.

Y digo que es una suerte a medias porque para gente como yo no es así de fácil. No es fácil coger los trastos y cambiar de curro cuando has llegado a la conclusión de que todos los curros son iguales y más en mi profesión: Las prisas, las tensiones, la des-ingeniería informática con tal de ganar más pasta a menor coste, son iguales en cualquier sitio.

Sigo pensando que en cuanto pueda me hago adiestrador canino...

Click dijo...

Totalmente de acuerdo con Crizti, hay una gran diferencia entre compañeros de trabajo (suele ser un numero elevado si la empresa es medianamente grande) y amigos en el trabajo, que suele ser un numero pequeño, muy pequeño (yo es que soy muy critico con la palabra amigo).

Tambien hay que saber muy bien quien es trepa y quien no para saber como tratarlo. Yo los tengo muy fichados. Y luego estamos otro grupo, en el cual me incluyo, que lo que buscamos es llegar muy alto en la empresa, a base de currar mucho, pero mucho mucho, yo eso no lo llamo trepa y normalmente suele tener el beneplacito y reconocimiento de compañeros, soloq ue ellos por opcion personal no quieren eso y prefieren salir pronto que trabajar hasta matarse.

Click - yo hoy tengo cervezas de trepas y el cliente, pagadas por la empresa y ni que decir tiene que no voy a ir.

Michi dijo...

Mirate eso del insomnio, he visto en la TV algo de Dormidina :)
Miro en la ofi y veo muchas caretas de Spiderman jaja

celemin dijo...

Yo estaría contento si supiera hacer el pino así :-ppp

Tbo dijo...

Y yo también..., en lo demás, sin más, donde el corazón te lleve. A veces la vida no es racional, no es fácil ser natural y sencillo al mismo tiempo, solamente lo consiguen las flores como tu.


Ten en cuenta que algún tontorrón, en un momento dado, simplemente por despiste, sin mala intención o por no saber muy bien hacia donde va, tal vez pueda pisarlas sin querer. Saludos.