14 noviembre 2005

Las cicatrices de la muerte...

Un hombre ha perdido a su mujer y sus tres hijos por una explosión de gas, ha tenido la entereza de hablar en el funeral, ha depositado encima de cada ataud una cosa: Un camión para el mayor, unas canicas para el mediano, un chupete para el bebé de un mes y el móvil para que mamá le llame cuando llegue al cielo.

Hacía tiempo que no lloraba. Los ataudes me traen viejos fantasmas y me recuerdan que no tengo dioses a los que rezar.

:(

20 comentarios:

epoptek dijo...

La muerte siempre nos trae a otra dimensión. Nos enfrentamos con algo que no sabemos qué es ni adónde nos lleva. Y que con seguridad nos va a llegar. Y va a poner fin a todas las impresiones que hemos recibido. A todos nuestros amores. A todas nuestras manías.
Pero el sufrimiento de la muerte es para los vivos. A mí eso me ayuda a relativizarlo. Un beso

esquitxos dijo...

Imagina, te despides de tu familia por la mañana, mujer y tres hijos, y nunca más, eso si q es una realidad, desde aquí mi pésame para este señor y la familia....
Parece q la explosión ha sido porq el vecino de abajo se quiso suicidar...
En fin, la vida, q da muchas vueltas y parece q nunca nos va a tocar, pero si, ahí está...
Será el kharma?


Besos a tod@s

scape95 dijo...

Es una historia trágica. Y ningún dios la ha evitado, ni va a consolar a ese padre.

agua dijo...

Algunos dicen que para que aprovechemos bien la vida y le saquemos el máximo partido hay que pensar en qué haríamos si nos diagnosticasen un cancer terminal y fulminante, y qué quieren que digan de nosotros cuando nos hayamos muerto. Cuando sabemos acerca de situaciones como esta reflexionamos sobre estas cosas (al menos yo) para buscar qué quiero de la vida para que sea más plena, y lo primero en lo que pienso es en hacer muy feliz a mi mujer, luego tener muchos hijos, luego tener una empresa, un proyecto propio o escribir un libro, pintar un cuadro...

A priori puedo sentir pena por ese hombre, pero después de 3 segundos pensando, no sé si es una buena persona, o si se trataba de un cabrón que maltrataba a su mujer y a sus hijos, bebía, iba de putas, y después de haberse sentido culpable con la muerte en las narices no se le ocurre otra que ser tan ruin como comprar esas cosas para lavar su imagen. Espero que sea buena persona, pero si a mí me pasa eso, ni se me pasa por la cabeza dejar esas cosas y menos hablar en público. ¿Y si Dios existe y le ha castigado salvando a su familia? Bueno, yo soy agnóstico, que lo sepáis. Y en una situación como esa creo que me decantaría por suicidarme o encerrarme en mi casa hasta que me muera de hambre y pena.

Dicho esto, prefiero no pronunciarme ni a favor ni en contra de este hombre, al que no conozco.

mago dijo...

Hay q vivir teniendo en cuenta q puede q t mueras. Es un acicate para vivir. Para saber q la vida es finita. q tenemos q cogerla y disfrutarla.

monocamy dijo...

Lo siento mucho por él. No imagino qué se le puede decir a alguien a quien le ha ocurrido eso.

A veces es difícil no dejar de creer..

criztina dijo...

Terrible...pero saldrá adelante, con sus fantasmas, pero adelante.

Principe de la Lujuria dijo...

No hay dioses, ni hay rezos, pero siempre hay que luchar por el objetivo de pisar la tierra un día más. A veces es lo único que tenemos.

Besos Húmedos

coco dijo...

No hay palabras.
Un beso, cielo.

Jorge dijo...

Ante la muerte, sólo la esperanza de la vida.

.- aunque un padre que pierde a sus hijos, poca manera de practicar el desapego y la esperanza ha de tener

Un beso,
Jorge

ElPeligroso dijo...

Supongo que puede haber pocas cosas peores que sobrevivir a los hijos y además sin su pareja. Horrible. Yo no creo que lo superase :(

bottomwet dijo...

Pienso que los que se llevan la peor parte de todo son los que se van.
Los que nos quedamos, mal que bien, vamos sobreviviendo y en general, acabamos acostumbrandonos a su falta.
Pero para los que se van ya no tiene remedio... cuantas cosas inconclusas... cuantos planes truncados...
cuanta pena.

LuCeMoi dijo...

Lo mas frustrante de lo que contas Ceci que los niños y la madre murieron porque otra persona debajo de su casa ya no queria vivir mas.
No se porque no se corto las venas, en vez de matar a 4 personas.
Las cicatrices de la muerte son inevitables, a algunos les llegan tarde, otros no tenemos tanta suerte.
Sabes, yo les rezo a ellos mismo, como si les hablara con mi pensamiento. QUe espero que esten bien donde esten, etc etc.
Ya sabes mi frase "nadie muere si tiene alguien que le recuerde"
un beso niña

celemin dijo...

Lo que nos molesta de la muerte es el: "dejar de estar", si lo pensamos fríamente, ¿qué éramos antes de estar?, y ¿qué seremos después?. Lo malo es que vamos a dejar de estar...

Luces dijo...

Cuando veo esa entereza en algunos familiares de tragedias así pienso en aquellos pobres decapitados que caminaban algunos pasos desde la guillotina antes de caer definitivamente al suelo.
El dolor moral tiene ese extraño efecto en las personas...al principio podemos ser casi heroicos, luego va royendo la vida como una repugnante carcoma.
Esos dolores son indelebles ¿verdad? vuelven como las mareas cuando ya creías que los habías dejado atrás.

Susana dijo...

Llora sin más Ceci, y que no te importe no tener dioses a los que rezarles, porque mi experiencia me dice que no nos hacen mucho caso :´(

Un beso

Michi dijo...

Ese hombre era amigo de mi compañero de al lado...todo por el joputa que se suicida con el gas, si quiere matarse que se tire por la ventana y asi no hace daño a nadie... :(

Click dijo...

Uff, yo veo esas cosas, y mi frialdad como persona hace que no pueda ponerme en su lugar, que no pueda sentir tristeza, ni alegria ni nada por el estilo, como cuando yo he perdido a alguien de mi familia, simplemente se ha ido, como si se rompre un coche o un movil o..... es algo que dejas de ver/tener junto a ti para siempre. Pero pasar de ese punto y ponerme triste o emotivo realmente me es imposible. Yo creo que si hubiese tenido la frialdad de hacer lo que hizo, pero no creo que hubiese tenido la ocurrencia de hacerlo, porque ello implica unas cargas emocionales de las que carezco.

Click - una persona excesivamente fria para todo.

n1mh dijo...

Ya lo dijo ese hombre en una carta a un periódico: el beso que no se da, se pierde.

Yo todas las mañanas le doy un par de besos a mi chica, no sea que me cruce con quien no debo.

n1mh

Eugenio Martínez Sierra dijo...

Vaya bonito.

La muerte no es castigo para el que muere, sino para el que se queda. Por eso no quiero ser el que se quede.