28 septiembre 2005

Fuera tarjetas de pago!!

Me hace gracia ver alguna persona abriendo la cartera para pagar y dejando ver las 35 tarjetas de crédito / débito que lleva, con orgullo!!. Lo gracioso del asunto es que ha pasado como con los móviles, que antiguamente era toda una proeza tener una tarjeta de crédito (o un móvil), pero ahora la lleva cualquiera, aunque no tenga saldo.

El tema es que ahora te hacen tarjetas de pago en todos los sitios: gasolineras, hipermercados... todos se han subido al carro de las tarjetas de crédito o débito, pasando en todos los casos por las tarjetas de puntos o fidelidad. Precisamente esto es lo que me hace más gracia del tema... Hay un centro comercial, de cuyo nombre no quiero acordarme que hace unos 10 años o así, daba "tarjetas de puntos" a sus clientes, esto es que a cambio de tus datos personales, te dan una tarjeta con un código de barras que te permite acumular puntos si la presentas al efectuar el pago de tus compras y obtener así descuentos, ofertas o regalos. Al cabo de unos 5 años o así, las quisieron suplir por tarjetas de pago, (moda que en España inició ese hipermercado que nos informa que ya ha llegado la primavera), y que para obtenerla, tenías que presentar datos bancarios e incluso en algunos casos, algo que avalara que tienes vivienda o algún sitio donde caerte muerto.

Este tipo de tarjetas, ya es el colmo, porque te permiten endeudarte con esas otras entidades de crédito y adquirir cosas directamente hipotecados con ellos, a la vez que por supuesto saben todos los artículos que suelen adquirir y te fidelizan como cliente, haciéndote pensar que perteneces a alguna extraña secta del cojo-descuento. (De estas tarjetas no quiero saber nada)

Pero ahora, parece ser que se han dado cuenta de que lo más importante no es que les debas dinero todo el tiempo, si no poseer no sólo tus datos personales, si no que conozcan, a través de tus compras: tus gustos y preferencias en marcas, productos, frecuencias de compra, hobbys, tallas, alergias conocidas, si tienes caspa, si estás a régimen, tu frecuencia de folleteos, (incluso si te gustan los condones estriados), cuándo te baja la regla, con qué frecuencia haces la colada, tus gustos musicales y culturales... Coño! es que lo saben todo de tí!!

A esta reflexión he llegado después de que el otro día, en el hipermercado al que hacía referencia, me ofrecieran una tarjeta de puntos, sólo asociada a mis datos personales y que acepté gustosamente.

Al fin y al cabo, me viene bien que me hagan ofertas personalizadas de los productos que suelo consumir, aunque me tengan totalmente fichada en sus bases de datos...

De los préstamos que anuncian en la tele ya hablamos otro día...que eso también tiene cojones...

15 comentarios:

celemin dijo...

Tu que andas metida en esto de las nuevas tecnologias habrás oido hablar de las etiquetas RFID que pronto susbtituiran a los codigos de barras.

La principal diferencia es que son etiquetas activas y se comunican directamente con un receptor.

Tendrian utilidades tan curiosas como que una lavadora con un receptor podría seleccionar automaticamente el programa de lavado o decirque que no juntes las braguitas rojas con el resto de la ropa blanca.
Pagar en el super sin descargar el carrito, etc...


También podrian tener un uso mucho mas "discriminatorio" ya que por ejemplo en la puerta de una discoteca podrían saber si usas ropa de marca o eres un pringadillo ;)

AntonioT dijo...

Parece que a Laceci no le gusta que la tengan fichada. Pues mira, a mi me da igual. Empezamos por estar fichados por la policía nacional-ministerio del interior (DNI), seguimos por estar fichados por el ministerio de sanidad (que saben si tenemos almorranas o si nos falta un testículo), estamos fichados por el de trabajo, estamos fichados por el ministerio de educación que tiene todo nuestro historial académico, estamos fichados por Telefónica (o la competencia) en cuanto pedimos una línea o hacemos un contrato de móvil, estamos fichados por cuarenta mil empresas que ni sabemos porque son del mismo grupo empresarial que el banco en el que tenemos nuestras 4 pelas, etc. etc. etc. Y por supuestísimo, nos tiene fichadísimos Hacienda.
Me parece bien que si saben mis gustos, lo que consumo habitualmente, me hagan ofertas que me ayuden a ahorrar. Lo único que me jode de esto es esa puta manía de llenarme el buzón de publicidad inútil, como el otro día que me llega publicidad de un banco (que es del mismo grupo que una asociación cultural que tiene mis datos) para ofrecerme una cuanta SIN gastos, SIN comisiones, SIN la leche en verso, y cuando empiezo a leer veo ‘Por sólo 6 € al mes no tienes gastos de esto ni lo otro’, no sé si son subnormales o piensan que yo lo soy, pero yo no pago en mi banco 12.000 pelas al año en mantenimientos ni comisiones ni de puta coña. Decididamente o son gilipoyas o piensan que lo soy yo, y si piensan que yo lo soy es que ellos lo son.
De todas formas, al final vivimos en una especie de Gran Hermano a escala nacional, así que ¿qué importa que me controle también un hipermercado?

O.k.,o.k.! dijo...

Calla, calla, no me hables de deudas... :$

Y lo de las entidades financieras, pues como madre soltera sin ayuda nio estatal ni familiar, te puedes imaginar que he caído en ellas...

Y la entidad bancaria en la que estoy es cutre como ella sola (o, desgraciadamente, no como ella sola...) pero es la única que me quiso hacer la hipoteca en su momento, con contrato indefinido pero claro... sólo una nómina...

Pero no acumulo tarjetas de pago. Hasta hace un mes sólo tenía una de débito, y entonces me pedí una de crédito para afrontar -glups!- septiembre.

Una lim·mon·nitaaa, po' favó'

Dosjerez dijo...

Y si uno va y corta la etiqueta...se jodieron...yo tengo en casa (y la bea idem) las tres o cuatro tarjetas de cada colegio profesional (credito, seguro médico...) que no hemos usado (ni usaremos) y otras tres de cierta financiera que años ha nos financio un portatil (que hoy habría pagado al contado), solo bea usa el crédito, jose usa una de crédito con recarga para internet, casi todo lo pagamos al contado...estamos, casi, fuera del sistema....

Bueno, estamos, como todos, dentro, puesto que hacienda lo sabe todo de nosotros (tiene acceso a todos los sistemas informáticos de españa) y sabe cuando trabajamos y cuando no, cuanto cobramos...o eso creen...

Lo mas descojonante es que el mas fanático de las nuevas tecnologias es el mas reacio a pagar con plástico y la mas reacia a las neuvas tecnologias es la mas proclive a pagar con plástico...paradojas de la vida, o quizás simplemetne una cuestion de principios (igual que cuando borro las cookies cada dos por tres, solo por joder...)

Anónimo dijo...

Pues si cortas la etiqueta se te tiñe la ropa con las braguitas.

Seguirian discriminandote por no llevar las ropas que ellos estimen convenientes.

gemmita dijo...

yo hija, soy mu rejodía pa las tarjetas. La verdad es que siempre se me olvida que tengo las de los descuentos entonces pa que hacermelas??. Yo siempre he sido de la antigua usanza..las perras en efectivo y la tarjeta cuanto menos mejor. Por circunstancias antes de verano me hicieron 2 nuevas de crédito. A las dos semanas sin darme cuenta al salir de una tienda tiré no sé donde las dos tarjetas y 200 € en efectivo.

Pa que veas lo consciente que soy yo con el tema del dinero!jajaja

scape95 dijo...

OFF TOPIC: Avisado quedo! Pero... ¿qué es bloglines?

quedaAlgunoLibre? dijo...

Pues si te digo la verdad, no me parece tan malo que "personalicen" la publicidad que me va ha llegar, mejor eso q no recibir "impactos" publicitarios que ni me van ni me vienen, por ejemplo yo de momento compresas y tampones no uso, ni ellos gastan dinero en "impactarme" ni yo mi tiempo en tirar su publicidad!!!

Lo justifico, solo para este caso de la publicidad personalizada!!!! ok??

Besote

LUIS AMÉZAGA dijo...

Es cierto que lo saben todo de uno. Ayer estaba pensando que tengo que pedir un crédito pequeñito para una inversión, y al minuto me llega un mensaje al móvil ofreciéndome un producto crediticio por parte de una entidad bancaria. ¿Cómo pueden no ya saber tus gustos, sino lo que piensas? Tengo miedo.

AntonioT dijo...

Joder! Yo lo de vivir en un Gran Hermano, lo decía de forma figurada, no en serio, pero después de leer lo de Luis me acabo de acojonar.

Luis, ¿has mirado si tienes algún implante cerebral fruto de alguna abducción que no receuerdas? [X-Files] XD

LUIS AMÉZAGA dijo...

Antonio, el asunto es más sencillo que lo de los implantes, creo que se debe a que tengo cara de necesitar dinero.

AKSARAY dijo...

Bueno , entonces , ¿me hago con la tarjeta del Caprabo o no?Que llevan dos años preguntandome ...¿Tarjeta cliente caprabo tieneeee?

Saludos¡

Click dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Click dijo...

Pues a mi me fichan en todo, ya que uso el plastico para absolutamente todo. Uno que sale a la calle a deshoras y que es un poco perro, pues pasa de ir a sacar dinero, y todo lo que compro, excepto el cafe de la mañana, siempre va a cargo de la tarjeta, bien sea gasolina, comida diaria, comida para la casa, etc, etc.

Click - esperando estoy una oferta personalizada de mis gustos.

Hedone dijo...

Yo de crédito no tengo. No me gusta comprar algo que no puedo pagar en el momento. Y me gusta mucho menos tener que recordar que tal día me llega un cargo del que no me acordaba

Sobre la tarjeta del centro comercial del triángulo verde girado 90º derecha, la tengo desde que empecé a currar, aunque la uso más bien poco.

Y ya ni hablemos de las nuevas tarjetas regalo, ideales para aquellos que tienen poca idea o pocas ganas de currarse un regalo sentido y original. Regalar dinero cuando lo tienes, es lo más fácil que hay. No tiene ningún mérito e incluso me resulta insultante.

Mi tarjeta de regalo de este año la he gastado en productos de limpieza y en un cubo de palitos de cordero para mi perro, que se lo merece todo.