10 julio 2005

Provincianos in the city

Cuando he vuelto al pueblo, esperaba encontrarme con los de siempre, en noches interminables de juerga y excesos. No!!!. Han cambiado eso por carritos de bebes...jo!!...
A los que venimos de provincias a conquistar la capital, al principio se nos nota por:
- Sorprendernos al ver un avion en el cielo.
- Sorprendernos al ver/escuchar ambulancias o bomberos.
- Quedarnos flipaos en chueca (gays a tutti), alucinar con los goticos, punkies, travelos...EXISTEN!!!
- Andar por la calle aferraos al bolso y mirar a toquisqui con cara de mosqueo.

Pasa el tiempo y estas ciudades siguen acojonando y siempre hay aviones cuando miro al cielo.

El viernes me acoste a las 7 del sabado.

PS: mil gracias otra vez

12 comentarios:

Misósofos dijo...

No sabes cómo me siento identificado con tus palabras :P
Yo lo tengo claro: ¡¡Querría haber nacido en una ciudad, cuanto más grande mejor!!
La tranquilidad... Para cuando sea viejo.

monocamy dijo...

Bueno, no es por llevarte la contraria, pero aviones en el cielo había visto varias veces antes. Cuando fui a la capital me sorprendió ver un avión en el suelo.

xDD qué rrrrrrránddde diozzz.

Otra cosa... la próxima vez que un viernes te acuestes a las siete de un sábado, que haya un notario delante.

Queremos nuevos misterios científicos con los que sorprendernos, nosotros los enamorados del espacio-tiempo.

:P

scape95 dijo...

Si es que a los que somos paletos se nos nota mucho. ¡Y envidia que nos tienen!

Eugenio Martínez Sierra dijo...

Una de las cosas más tontas que me ha pasado en la máquina aplastapaletos que es Madrid es meter el papelito rosa en una máquina del metro varias veces mientras empujaba las barras.
Viendo que no se movían insistí e insistí. Cuando quise darme cuenta de que un montón de gente estuvo pasando gratis por el otro lado de la máquina sólo me quedaba un viaje.

Pere Serafí dijo...

Pues a mi me ha pasado al reves, de la Gran Ciudad de Barna City donde el anonimato es arte, a un pueblecillo al lado de Sabadell. Yo flipando, la gente me saluda por la calle, todo el mundo lo sabe todo de todo mundo, conozco personalmente a la alcadesa, mi mujer se para cada 5 minutos para hablar con todos.... vaya que lo del anonimato ná de ná.

criztina dijo...

Yo que soy de "cuidad" cada vez que llegaba al pueblo me sorprendía el hecho de que todo el mundo sabía quien era "la forastera", y si me echaba un "noviete", estaba super clasificada "tu eres la novia del guardia, no?". No podías dar un paso sin que supieran de tí. Bufff, lo que debí de dar que hablar.
Claro, ahora el pueblo ha crecido, y la cosa ha cambiado...y yo también... por eso suelo ir poco por allí :-)

Sheila dijo...

Sabadell es un pueblo con apariencia de ciudad.

LUIS AMÉZAGA dijo...

En provincias también vemos aviones, pero...es cierto, no aterrizan aquí.

Pere Serafí dijo...

Si pero cuando pasas Sabadell, de Castellar a Sentmenat (Que una vez por TV le llamaron Semental!!!!) todo son pueblicitos de verdad y no hablemos de Sant Llorenç, Sant Feliu del Racó y el resto.....

celemin dijo...

Cuando llegar de madrugada es algo excepcional, es que nos estamos haciendo mayores :-ppp

Tbo dijo...

Se cuenta, se dice, que se sacrifican muchas cosas por alcanzar supuestas y exitosas metas profesionales. Naturalmente más en el caso de mujeres "Jasp". Hay que pensarselo bien, muchas veces te haces mayor sin darte cuenta, a mi me ha pasado y luego te dices que ya es demasiado tarde. Tener un nene o dos, por ejemplo, y conciliarlo con lo profesional es very dificult, !eso si que es ingenieria genética!. En los tiempos que corren y más en la big city. Yo prefiero las provincias, sin duda, por eso supongo que cuando llega la Navidad, todavía te pones sentimental con el anuncio de vuelve, a casa vuelve.Je,je. Saludos.

NoBrain dijo...

hay que reconocer que tienes valor. Cuando me ha tocado ir a trabajar a Madrid mi mayor deseo ha sido terminar y marcharme de allí. Volver al pueblo, donde la gente te detiene para comentarte cómo esta creciendo la niña.
¿Será algún tipo de fobia? Granciudadfobia o algo así.