16 junio 2005

Un piercing terapéutico

Tengo dos piercing para el ombligo, uno con una bolita roja y otro de hello kitty*, un día de estos me hago el agujero correspondiente para ponérmelo.
Hoy no es el día, pero me lo ha recordado...

*Esto viene de un trauma infantil, cuando todas mis compañeras llevaban el estuche, la mochila la carpeta de hello kitty y yo llevaba un estuche hecho con un bajo de pantalón vaquero, una carpeta azul personalizada con recortes de revistas y una mochila de propaganda...

9 comentarios:

LUIS AMÉZAGA dijo...

Efectivamente, un trauma de "clases".

celemin dijo...

Me da a mi que tu estas pensando en otro piercing terapeutico...

Pere Serafí dijo...

Pués mi actriz favorita, lo lleva en la lengua....

gemmita dijo...

jamia los piercings, que locura!!!. Si yo me hubiera dejado llevar en su momento..me habría perforado todo el cuerpo! al final me recorté.

Eso sí, no me muero sin ponerme uno ande tu y yo sabemos!jijiji es una fijación que tengo desde hace años!!

bottomwet dijo...

¡¡Agresiones al cuerpo!! BRRRRRR...
¡Qué repelús!

Eugenio Martínez Sierra dijo...

Agh. Que mal quedan todos los piercings en el cuerpo... son antieróticos.

cocholate dijo...

yo tmabién tengo unos cuantos... y pendientes ni te cuento... claro, mis amigos no se fijan en que no tengo agujeros (que los tengo... pero se me cierran cada tres meses XD)

Anónimo dijo...

Pues mañana te enseño el mio!!! A ver si te animas y te lo enchufas este verano!!! Lo pasé fatal pensando en el pinchazo, la verdad es q no dolio nada y cuanto más lo miro más me gusta. Tantos años sin ponermelo por el estúpido miedo.
También es verdad que vi la tienda y dije hoy y ahora mismo o nunca, y antes de que me diera cuenta estaba hecho. No me arrepiento nada!!!

NoBrain dijo...

La Kitty me da muy mal rollo, pero también los jerseys rojos o rosas sobre abrigos azul marino, y el peinado con raya,... Supongo que también es "un trauma de clases",