10 abril 2005

La vida de una bitácora

Leía el otro día que en blogger cada mes se crean 45000 nuevos blogs, pero el 65% de los nuevos se abandonan antes de seis meses.

Los motivos no se conocen, porque sería absurdo preguntarle a cada exbloguero porqué lo dejó. La causa más común debe ser el síndrome del "nada que contar", y es que algunas personas se ve que se han creado un blog por ser la moda del momento, pero luego tienen complicaciones para llenarlo, si quiera cada semana. ( o falta de tiempo, o falta de internet, o pasividad...). Yo como tengo palique para rato, da gracias que no tengo internet las 24 horas...porque necesitarían ampliarme la cuenta de blogger...cloooo clo clo clo..

Posiblemente no me pasen cosas extraordinarias cada día, pero en mi vida fuera de Internet, necesito comunicar mis pensamientos a cada momento, necesito esa persona amiga con la que compartir comeduras de tarro. Muchas veces y a falta de personas a mi lado, encontré en el papel un buen interlocutor que me escucha sin interrumpirme, se queda con todo lo que le digo y me lo recuerda después literalmente, así que nunca se equivoca, ni nunca le discuto: eso no lo dije.

Hoy mi papel es una pantalla y mi pluma un teclado. Ahora mi cajón de algunos cuadernos de pensamientos está en Internet. (así mi casa está más ordenada)

No sé cuándo me durará este entretenimiento, pero de momento, aún no se me han agotado las pilas...

El fin de semana ha sido completito: el sábado por la mañana retenida por dos guardias jurados y por la noche interesante charla filosófica de 9 horas para lavar los trapos sucios.

Ves? Siempre hay algo que contar, o no??

3 comentarios:

celemin dijo...

Yo durante un tiempo mantuve una lista de correo en el trabajo en la que mandaba "una" frasecita ingeniosa cada día. Durante un tiempo aquello me resultaba entretenido, pero a medida que pasaba el tiempo cada día me era mas difícil encontrar algo ingenioso que poner y llegó a producirme un nivel de estres que no necesitaba. A partir de entonces dejo que un programita de esos que te dan las "cookies" haga esa función, claro que tiene mucha menos gracia :)


(El programita se llama "fortune" y son mensajitos como los de las galletas de la fortuna esas de los chinos que llevan mensajito dentro, de ahí lo de cookies.)

Eduardo Allende dijo...

Cosas extraordinarias pasan todos los días si se sabe mirar. Y a la vista de tu blog, sabes hacerlo.

Ireneu dijo...

Solo los que no viven, no tienen nada que contar.

-joer, que profundo m'ha salío, tu! :-)