07 abril 2005

La carta que nunca llegó.

Ayer encontré una carta que le había escrito a mi amiga Susana hace 10 años, y que por dejadez nunca llegué a mandarle. Es más posiblemente fuera la carta que le debía desde entonces!!

Ahora le escribo por correo electrónico, afortunadamente es más rápido, no necesita sellos, no necesita dirección física...Joder! no sé cómo hemos podido vivir sin esto!

He quedado en mandarle la carta escaneada, para que se ría un rato de mis jilipolleces de los 20 años, cuando me pegaba con los libros y mi única preocupación era salir de casa y aprobar para que no me echaran la bronca.

Recuerdo las bucólicas tardes delante de los apuntes de electrónica analógica. Mi aportación al mundo del estudio fué el contrasubrayado, que consiste en tachar lo menos interesante con un peazo rotulador Edding 3000.
Le daba un aspecto algo pesado a los apuntes, pero así solo leía lo que se podía ver.

Fuí la primera en aprobar electrónica de mi clase, para más señas la única, ya que solo aprobamos dos, y tuve que escuchar a un tío mirando las notas: "Ostia! Sólo han aprobado dos, ¡¡¡Y uno de ellos es una tía!!!".

Madre mía...

Me recuerda otra gran cita de mi padre:

Si los hijos de puta volaran, no se vería el sol.

5 comentarios:

lukre dijo...

ceci
tu padre es un sabio. Fantastica frase :)

celemin dijo...

Te durarían poco los rotuladores....

:)

LUIS AMÉZAGA dijo...

Oye, ¿por qué razón sólo había dos estudiantes en ese aula, y encima uno de ellos tía?

Vale, vale, perdona.

laceci dijo...

Huyhuyhuy..luisito luisito...

Se está rifando una ostia y alguien tiene muchas papeletas...

SIN ACRITUD ;)

cocholate dijo...

Menudos capullos xD.

Mi carrera era de muchas chicas, gracias a Dios :P