18 abril 2005

Balance del finde: "La matanza de Texas"

Siguiendo los pasos de lukre, me he hecho un tajazo justo donde empieza el dedo índice de la mano izquierda, como si me lo hubiera intentado cortar raso, pero lo que hice fué poner la mano debajo de un cutter en un momento crítico. Aquello empezó a chorrear sangre y metí la mano debajo del grifo y empecé a ponerme blanca, hasta que llegó "el practicante aficionao" (en sus ratos libres ingeniero). Este examinó la herida y procedió a intervenir.

Yo sólo acertaba a ver el río de agua oxigenada y sangre corriendo por el lavabo, porque estaba a punto de desmayarme...Mi asistente decidió que no era demasiado grave y me lo vendó con mucho cariño (con tanto cariño que al cortar el esparadrapo, casi me vuelve a cortar la mano), mientras me decía con igual de cariño: "mira que te lo he dicho veces...desde luego no me haces caso...bla bla bla..."

Menos mal que el domingo vino Gemma, que sí que es enfermera y me arregló el desastre...(Fue suficiente con poner "puntos de aproximación" de esos que no hay que coser)

Esto de los puntos me recordó a mi gran queja de la infancia, viendo fotos, empecé a preguntarme porqué todos mis hermanos tenían fotos de esas absurdas que te hacen antes de hacerte la comunión, con cara de buena persona, un rosario y un nuevo testamento en la mano. Yo no tenía ninguna de esas fotos, así que remití mi pregunta a mis padres y les pregunté a qué se debía esa "discriminación" y me contaron que poco antes de ir al fotógrafo, estaba jugando y me pegué una morrada tremenda contra el suelo, que me costó unos cuantos puntos, así que se me quedó la cara hecha un mapa, como para inmortalizarla en unas fotos.

¿Sería un estigma que me llevaría a mi ateismo posterior?

8 comentarios:

Lukre dijo...

vaya bienvenida al club. Yo sigo, porque los puntos no sirvieron y se me infecto, aun sigo con el dedo vendado.
lo mio fue la derecha, pero tambien el meñique, ya veras con los dias como usamos ese p... dedo. pero bueno con tiempo este tipo de heridas se curan no como otras,..
cuidate.
saludos

lori dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
gemmita dijo...

jaja pos si jamia, seguro que es una señal!.

La madre que te trajo! has sido tan escatológica describiendo tu particular mar rojo que se me ha revuelto el desayuno! grrrrrrrrr

LUIS AMÉZAGA dijo...

Ya decía yo que tenía que haber una explicación.

Ireneu dijo...

Pues nada, chica... a mejorarse! y otra vez no metas la mano donde no toca! ;-)

Antonio Javier dijo...

Tengo una duda.... ¿Y como te apañas ahora para escribir con el ordenador? Ya se que te quedan los otros nueve dedos sanos, pero como escribir es algo automático siempre tendrás la tentación de usar ese dedo cuando teoricamente es su turno de apretar la tecla...

Saludos!

laceci dijo...

Sin problema con el número de dedos, escribo con la técnica del aguilucho: el dedo índice de la mano derecha sobrevuela el teclado y cuando ve la tecla, se avalanza sobre ella, y así sucesivamente... (esto he tardado en escribirlo 12 minutos :)

malaputa dijo...

Yo diría que en tu tierna infancia vino dios a verte (esto también podría dar para un mal chiste, ni siquiera chiste malo), porque yo cada vez que esas fotos de comunión con los nenes con cara de virgen milagrosa y esos trajes de coronel de los cuatrocientos ejércitos y esos vestiditos que parece que los hacen a putada me alegro profunda y sinceramente de no haberla hecho.